Hay muchas ventajas de utilizar unicel en la industria de la construcción. Instalar placas aislantes de poliestireno expandido (EPS) o unicel en viviendas reduce la huella de carbono en 75%. De acuerdo con la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ) al desarrollar casas con este tipo de materiales, 100% reciclables, las empresas establecen en forma activa y directa el camino hacia el desarrollo sustentable ambiental.

El unicel fue inventado en los años 50 del siglo pasado y se utiliza habitualmente para empacar comida rápida, en la fabricación de vasos y platos desechables, así como para proteger aparatos electrónicos y en el transporte de medicamentos; sin embargo, la tendencia en construcción de vivienda está cambiando los antiguos patrones de edificación, dejando atrás el uso de materiales con mayor impacto ambiental y dando paso al uso de unicel en las viviendas, revela ANIQ.

Insulation
Trowel spreading mortar on styrofoam insulation of wall

¿Por qué el unicel es útil para la construcción? El EPS se caracteriza por su enorme capacidad como aislante térmico y acústico, facilidad de manejo, de corte, alta resistencia mecánica y resistencia a impactos”, entre otras cualidades, que lo hacen el material ideal para edificaciones de casa, torres de departamentos u oficinas.

Se estima que el consumo nacional de EPS es de 125,000 toneladas anuales, de las cuales 24% corresponden a la fabricación de productos desechables y 76% restante se utiliza en el sector de la construcción, embalaje y agrícola.

En países de clima templado y tropical, con temperaturas altas una gran parte del año, la industria de la construcción ha optado por construir con materiales con características de aislamiento térmico, ya que les ayuda a reducir el gasto energético por el uso de aire acondicionado.

Wall insulation home

Además, en cuanto a facilidad y practicidad es superior, el unicel se adapta perfectamente a los requerimientos de la obra y, por ser de poco peso, facilita su manejo y se obtiene un mayor rendimiento en costo y desgaste de mano de obra.

Es importante decir que el EPS  en la construcción es benéfico para el medio ambiente, ¿por qué? Pues, porque al ser aislante térmico ayuda a disminuir el uso de energía eléctrica de aparatos como aire acondicionado y/o calefacción, y así contribuye a una menor producción de CO2 en el entorno y nos lleva a cuidar nuestro planeta.