Por Diego Ymay*

 A lo largo de la historia, el comercio trajo la necesidad de garantizar que los productos que son llevados de un punto “A” a un punto “B” lleguen en buenas condiciones.  En este sentido, el rol del empaque fue tomando mayor relevancia conforme el comercio internacional se incrementó en la historia de la humanidad.

En otros tiempos, había poca variedad de materiales para el empaque y su desempeño no era siempre el mejor. Si el empaque de un producto no es el óptimo, se incurre en gastos innecesarios. Estos gastos pueden ser por reposición de producto dañado o por mayores fletes, por mencionar algunos.

Packing materials

No siempre la solución fue sencilla. Tomemos como ejemplo una botella Johnnie Walker. Su característica forma es el resultado de la necesidad de transportar cajas de botellas a través del Atlántico con la menor cantidad de rupturas. Así surge su icónica botella cuadrada hace más de 150 años, como una solución al problema de las botellas rotas que llegaban al continente americano. ¿Había otra forma de solucionarlo? Seguro. Una opción hubiera sido haber envuelto cada botella en algún tipo de tela o bien se podría haber colocado paja o algún otro relleno entre las botellas, sin embargo, esto hubiera reducido la cantidad de botellas que se podrían transportar en cada barco.

Mucho hemos avanzado en todo este tiempo. Los materiales, en especial las espumas plásticas, con su ligereza y capacidad aislante, revolucionaron los empaques. El EPS es una de estas espumas plásticas que han avanzado de la mano del comercio.

La televisión mexicana: exportamos algo más que telenovelas.

México es uno de los mayores exportadores de televisiones a nivel mundial, sólo por debajo de China. El día de hoy, la guerra comercial de China y Estados Unidos podría llevarnos nuevamente al primer lugar global, posición que tuvimos hasta el 2012.

Se estima que Samsung y LG tienen poco más del 30% de la participación a nivel mundial en venta de televisiones. Ambas empresas tienen plantas de primer nivel en México, desde donde producen y embarcan televisiones principalmente a Estados Unidos.

Depositphotos_178635440_xl-2015

Tan sólo Samsung produjo más de 15 millones de televisiones en México en 2018, la mayor parte de este número corresponde a equipos de gran tamaño, mayores a 60 pulgadas. Estos productos, bastante costosos, deben ser transportados teniendo la certeza de que el consumidor final recibirá su producto en buenas condiciones.

Por más de 20 años, el EPS ha sido la primera opción para el empaque de televisiones de gran formato. La relación desempeño/costo no tiene comparación en este segmento de productos.

En la siguiente entrega, comento sobre la evolución de los empaques en la industria del embalaje.

 

###

 

Styropek

*Gerente Comercial para México, Centroamérica y el Caribe para Styropek México, S.A. de C.V. Con 14 años en la industria petroquímica (10 años en posiciones directamente ligadas al EPS), en áreas como ventas, innovación, cadena de suministro y marketing estratégico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s