El unicel (EPS) es un plástico espumado, su composición es 95% aire y 5% materia prima.  Ofrece muchas ventajas como: bajos costos de producción, peso liviano y es también un aislante térmico. Este tipo de bondades lo hace un material atractivo y benéfico para diversas industrias.

Entre sus usos, los más comunes son: empaque y embalaje, construcción, consumo (envases para alimentos), y médico (hieleras para vacunas).

Puedes identificar fácilmente los artículos hechos por este material, revisa el objeto y si tiene un triangulo equilátero con el número 6 dentro, y las letras PS, eso que tienes en tus manos está hecho de unicel. De acuerdo con datos de la ANIQ, de la producción nacional, 75% se destina a la industria del empaque, embalaje y construcción, el otro 25% es destinado a los productos desechables para la industria alimenticia.

Revisando más a fondo sus ventajas tenemos que:

  • En el sector de la construcción es un excelente aislante térmico y acústico, minimizando el consumo energético y manteniendo temperaturas en inmuebles (edificios y casa habitación). Es un material resistente para la elaboración de muros y soportes, pues no enmohece.
  • También se ha probado su efectividad para la elaboración de bloques para relleno de terrenos, ya que no se degrada o altera por la humedad.
  • En cuanto a obra pública, se ha buscado la posibilidad de encontrar la manera de integrar este material a la elaboración de asfalto, como alternativa sustentable para reducir el uso de productos elaborados con petróleo.
  • En el sector salud, se utiliza por su gran capacidad térmica para el traslado de plasma, órganos y múltiples medicinas que deben conservar una temperatura específica.
  • En el sector alimenticio, el unicel utilizado minimiza la exposición a bacterias y otros patógenos que se transmiten por los alimentos.

 

 

Este material es 100% reciclable. En México ya existen alternativas y tecnologías para el adecuado manejo de este residuo; en la zona metropolitana hay tres centros de acopio (link a los centros de acopio).

Para poder valorizar adecuadamente el unicel es necesario un manejo correcto desde su generación, acopio y separación, a fin de que la materia prima pueda ser debidamente recuperada.

Lo importante es fomentar una cultura del acopio, reciclaje y aprovechamiento en lugar de pretender limitar su uso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s