Marzo es una excelente oportunidad para recordar la importancia de las mujeres en todos los ámbitos, y cómo su presencia cobra mayor relevancia día con día en todas las industrias, incluida la industria plástica. En el número más reciente de la revista Plastics Technology México hay un excelente compendio de mujeres que han destacado en la industria plástica y que sin duda están cambiando las reglas del juego. Vale mucho p¡la pena que consulten todas y cada una de las historias. Aquí les compartimos la liga para que puedan consultar la revista completa o descargar su versión PDF.

Nos gustaría resaltar una historia que particularmente habla de una mujer que ha estado en los últimos años en primera línea en la defensa de los plásticos y particularmente del EPS (Unicel), Andrea Cabrera, y como bien mencionan al inicio de la publicación: “En el largo camino por la reivindicación de los empaques de unicel, la visión y la experiencia de Andrea Cabrera, consultora externa de Dart de México desde la agencia Diálogo Corporativo, resultan enriquecedoras para navegar en estos tiempos, en los que la presión hacia otros materiales no se ha hecho esperar.”

Les compartimos un breve abstracto de la interesante historia de Andrea Cabrera en la industria del plástico y los invitamos a leer el artículo completo en el siguiente link

“Cuando comencé a trabajar con la cuenta de Dart de México el tema me atrapó. Rápidamente tuve que entender todos los procesos y términos. Generalmente, como consumidor, solo ves el vasito, pero no tienes en el radar todo lo que hay detrás para que sea posible su fabricación y, mucho menos, lo que sucede después de usarlo. Allí comprendí que las acciones que yo pudiera hacer como consumidor eran fundamentales, y que desde el cabildeo era urgente generar un impacto. Me apasioné por el tema y vi la oportunidad de aportar. Hicimos un trabajo exhaustivo para ubicar a los diferentes actores, tanto del sector público como del privado con los que debíamos establecer una línea de comunicación”.

Definitivamente estas líneas nos invitan a repensar la manera en la que vemos el unicel y en general los plásticos, preguntarnos lo que sucede antes y después de utilizarlos. También da paso para hablar de los grandes desafíos y retos que ha presentado la industria y lo que sin duda

“En el camino, Andrea ha encontrado tanto obstáculos como logros. Los desafíos más frustrantes están al hallar interlocutores tajantes que, de plano, están muy polarizados en contra de los plásticos y no permiten iniciar un diálogo. Esto sucede en varias ocasiones, y allí, comenta Andrea, es importante identificar cuándo vale la pena insistir o cuándo es mejor buscar otro medio. Sin embargo, también hay grandes satisfacciones al tejer una red de actores, crear conexiones y generar sinergias para llegar a herramientas legales que permitan construir una infraestructura que aporte en todos los sentidos: ambiental, económico y social.

En la ardua labor de cambiar la visión sobre el unicel, Andrea menciona que ha resultado clave generar una sinergia entre el cabildeo y la comunicación, justamente para llevar mensajes mucho más contundentes, que puedan abrir puertas y permitir un diálogo sin que la contraparte sienta que se le está educando o que se le quiere imponer una visión.

Con gran emoción ella reconoce que ha sido un orgullo en su carrera ser testigo y copartícipe en distintos proyectos concretos, que en su momento le han permitido a Dart de México cambiar la narrativa. Tal es el caso de la apertura del primer centro de acopio en Ciudad de México, en 2016, destinado a la recolección de EPS.

“Esto generó un cambio y un aporte real al medioambiente, que generó múltiples beneficios. Se trabajó con estudiantes recién egresados de la UNAM, que tenían una inquietud por estos temas, y fue también gratificante ver cómo este proyecto se convirtió para ellos en una opción que impulsara sus ganas de crecer. Detrás hubo un gran trabajo de pláticas con las autoridades para presentar el proyecto, buscar el espacio para ubicar el centro de acopio y revisar con ellos, incluso, los detalles técnicos, casi al punto de mostrarles la máquina y su funcionamiento. Todo esto para mostrarles a quienes decidían, que con la recuperación del unicel se abría una ventana de posibilidades”.

Otra victoria en este camino ―que destaca la experta― y que va de la mano con el fomento del reciclaje y el centro de acopio, fue la elaboración de un Plan Nacional de Manejo de Residuos.”

“Es necesario reinventarse en el sentido de comunicar cómo las empresas aportan dentro de su comunidad y su entorno. He encontrado que los mensajes que solíamos enviar y posicionar en años anteriores ya no son válidos. Hoy, si no llevas ese mensaje del impacto social es difícil que sea aceptado. Ya no basta llegar a decir que la industria genera miles de empleos, porque aunque verdadero, es un argumento que queda por debajo de otros. Ahora los mensajes se deben posicionar desde el impacto positivo generado en múltiples niveles. Debemos ser percibidos como aliados, con proyectos que estén cerca de la gente y la beneficien directamente. Eso puede generar un cambio, y aquí tenemos mucho que mostrar”.

También la ejecutiva habla de su visión acerca de la economía circular y su impacto, los invitamos a leer la nota completa en la revista Plastics Technology México

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: