Columna Invitada por: Martín Hernández*

Se les acusa de no ser biodegradables, pero eso no tiene nada de malo. Los metales y el vidrio tampoco son biodegradables, y nadie anda haciendo campañas para dejar de usarlos. A pesar de sus múltiples beneficios ambientales, las aplicaciones de plástico “de un solo uso” (bolsas, popotes, empaques, botellas, etc.) tienen dos características que son muy buenas, pero también han contribuido a generar este problema de contaminación: en primer lugar, son tan baratas, que despreciamos su valor real, lo que facilita que las desechemos sin pensarlo demasiado; en segundo lugar, los plásticos son muy ligeros, de modo que cuando terminan en un cuerpo de agua ¡pues flotan!, y a partir de esto se forman estas enormes islas que viajan en medio de los océanos. ! ¿te imaginas cómo lucirían nuestras playas si las botellas y latas de cerveza flotaran?…

Por supuesto que todas esas imágenes son muy preocupantes, por eso necesitamos establecer estrategias para detener el flujo de plásticos a los ríos y mares, desde su origen. Al final de la vida útil, los plásticos siguen siendo un recurso demasiado valioso para desecharlo. No deberían acabar en un vertedero y, sobre todo, NO deben arrojarse al medio ambiente. Más del 90% del valor económico de las aplicaciones “desechables” se pierde porque no tenemos un manejo responsable de los plásticos. Literalmente, estamos tirando mucho dinero a la basura. Por otro lado, resolver este problema requiere no sólo la educación y participación de toda la sociedad, también es esencial que los órganos de gobierno y la industria colaboren para crear los canales adecuados para el acopio y reciclaje de estos materiales. Es innegable que existe un grave problema de contaminación por desechar de manera descuidada todos esos artículos de plástico, pero prohibir su uso no es la solución: la clave está en el buen comportamiento de todos y en una correcta gestión y disposición de los residuos. 

Cuando consideramos otros aspectos en los materiales que podemos usar para reemplazar al plástico, como el peso o su impacto ambiental, nos damos cuenta de que prácticamente cualquier reemplazo contamina más que el plástico, o incluso pueden ser peores. Por ejemplo, una botella de vidrio es entre 4 y 10 veces más pesada que su contraparte plástica, además que fabricar vidrio consume muchísima más energía. Hay estudios que demuestran que el impacto ambiental del vidrio es 3 veces mayor que el del plástico, y aunque cada botella de vidrio se reutiliza hasta 8 veces, se utiliza una enorme cantidad de agua y químicos agresivos para cada limpieza intermedia, con las implicaciones de contaminación, seguridad e higiene que esto conlleva. 

Por otra parte, si creemos que al reemplazar los plásticos tradicionales por productos “biodegradables” vamos a resolver el problema de la contaminación, estamos muy equivocados. Suponiendo que todos los productores de artículos desechables encontraran alternativas biodegradables (y a buen precio) para sus productos, todavía hace falta que los ciudadanos separemos correctamente la basura, colocando los materiales biodegradables junto con los desechos orgánicos; y los sistemas de recolección de basura deberán cuidar de no mezclarla, y tendrán que llevar esos desechos a una estación de compostaje industrial, donde se procesarían y se convertirían en abono. Eso sería lo ideal. Si alguno de estos supuestos no se cumple, entonces el beneficio no se logra. Si los plásticos biodegradables terminan en el relleno sanitario, en el río o en el mar, su comportamiento es igual que el de los plásticos derivados del petróleo. En cambio, si todos estos supuestos se cumplen, lo que estamos haciendo es un manejo responsable de la basura, y siendo así, aunque se sigan usando los plásticos, éstos ya no representarían un problema: en el buen comportamiento de todos y una correcta gestión y disposición de los residuos está la solución.

¿Qué podemos hacer en nuestra vida para crear conciencia sobre el buen uso y disposición del plástico? En primer lugar, hay que informarse bien. A veces es muy difícil distinguir, entre toda la avalancha de noticias que se pueden encontrar, cuáles están bien fundamentadas y cuáles no. Hay que fijarse en la fuente, y darle crédito a las noticias que vienen de fuentes serias, bien acreditadas. Al estar bien informados podremos tener argumentos para platicar con nuestros familiares y amigos, y ayudar a crear conciencia con acciones más enfocadas y viables, lo que nos llevará a mejores prácticas para usar y disponer responsablemente de todo el plástico que empleamos en nuestra vida diaria. El plástico no es el enemigo, y las soluciones para evitar que se vuelva un problema ya existen, y está en nuestras manos aplicarlas. 

No olvidemos que los plásticos ofrecen muchas ventajas que les permiten desempeñar un papel importante en la ruta hacia un futuro más sostenible y eficiente. Al ser más ligeros, versátiles y duraderos pueden ayudar a ahorrar recursos esenciales como la energía y el agua en sectores estratégicos como el envasado, la edificación y construcción, por nombrar solo unos pocos.

Sin embargo, para mejorar la circularidad del plástico, es esencial asegurar la recuperación de cada vez más plásticos, para que no terminen en el relleno sanitario o en el medio ambiente.

En la empresa donde trabajo hemos diseñado una campaña de educación, acopio y reciclaje, a la que bautizamos como “Resi-Recicla”, con el objetivo de concientizar sobre las ventajas ambientales de los plásticos y tener además un impacto social positivo en la comunidad donde nos ubicamos. La campaña incluye presentaciones y charlas para informar a nuestros colaboradores sobre los mitos y realidades que existen alrededor de esta situación, y motivarlos para que participen separando y depositando los plásticos en alguna de las estaciones de acopio que se instalaron para este fin. El material acopiado se entrega a un reciclador, y la idea es transformarlo en cosas útiles, como sillas y mesas escolares (en el caso del polipropileno) o juegos de geometría (con el poliestireno), que posteriormente se donarán a las escuelas de la localidad. 

Entre nuestros colaboradores hemos tenido buena respuesta, y muy pronto empezamos a ver que traían los desechos de plástico de sus casas, para reciclarlos. También hemos llevado la plática con algunos de nuestros clientes, proveedores y universidades. Al platicar esto con los jóvenes universitarios, yo esperaba encontrar alguna resistencia “ambientalista”, pero no fue así; escucharon con mucho interés y después de la presentación incluso nos solicitaron más información para participar en la campaña. Este tipo de respuestas positivas nos anima a redoblar esfuerzos, por lo que continuaremos impulsando la campaña en tantos lugares como nos sea posible.

A picture containing text, outdoor

Description automatically generated

*Martín Hernández es jefe del Área de Investigación y Desarrollo de Resirene, S.A. de C.V. En esta función ha dirigido proyectos para desarrollar de nuevos productos, así como actividades para impulsar la cultura de innovación de la empresa. Cuenta con más de 25 años de experiencia en el campo de desarrollo de nuevos materiales, gestión de tecnología, e innovación.

Es co-autor de 9 artículos en el tema de Ciencia de Materiales, publicados en revistas arbitradas, y ha sido miembro del grupo gerencial que ha ganado el Premio Nacional de Tecnología en dos empresas distintas, caso único en la historia de esta distinción. Además, ha sido distinguido con otros reconocimientos en el área de la innovación tecnológica, como el “Premio DESC a la Creación de Valor” y el “Premio ADIAT a la Innovación Tecnológica

Son dos los hobbies a los que Martín dedica su tiempo libre: la literatura sobre temas diversos, principalmente ciencia ficción; y el rock progresivo, género musical a cuya difusión se ha dedicado, primero a través de un programa de radio y después con la publicación de una colección de 10 libros electrónicos titulada “Crónica del Rock Progresivo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: